Illescas_POS_RGB

618178745

La boda de septiembre de Ana y Javier

El pasado mes de septiembre se celebró la divertidísima boda de Javier y Ana en La Quinta de Illescas.

Se conocieron a través de redes sociales, aunque Ana nos dice que «Javier hacía tiempo que la tenía fichada»…

Eligieron La Quinta de Illescas por que no querían una ceremonia al aire libre y la capilla de La Quinta de Illescas además estaba en el mismo espacio de la celebración.

La ceremonia se celebró en la Capilla de los cuatro Evangelistas ubicada en el interior de La Quinta de Illescas.

El novio llegó primero con un sobrio chaqué de Sagaz y del brazo de la elegantísima madrina. La novia llegó espectacular con un precioso vestido de Pronovias, del brazo del padrino, maquillada y peinada por rbrbeauty.

El tiempo permitió que la ceremonia se pudiera celebrar con las puertas abiertas y parte de los invitados escucharon el «si quiero» desde el exterior.

Ya desde la salida de la ceremonia y tras la romántica sesión de fotos, la alegría se instaló en la celebración y así quedó reflejado en las caras de Javier y Ana, y sus sonrisas permanecieron durante toda la boda.

Durante el cocktail, disfrutaron con sus invitados y bailaron al son del grupo «Cerrado por vacaciones».

La entrada al salón fue el preludio de todo lo que vivieron a continuación con su familia y amigos.

En la apertura del baile, también hubo momentos para el romanticismo, que recogió el equipo de fotógrafos de Bamba y Lina.

Muchísimas gracias a Javier y Ana por confiar en nosotros el día de su boda y por compartir con nosotros estas fotografías.

Si quieres una boda, tan memorable como la de Javier y Ana, contáctanos aquí, estaremos encantadas de ayudaros.

Feliz día

Sumile en La Quinta de Illescas

Mesa nupcial con la casa de las flores al fondo

Hace unas semanas, tuvimos el placer de acoger en nuestra finca, La Quinta de Illescas, a Sumile, Doubtevents y a Vpeventplan, quienes quisieron recrear el precioso proceso de unos novios en el día de su boda.

Escogieron la casa de las flores ya que era el lugar que más les encajaba con el carácter romántico que le querían dar a la sesión de fotos.

Fue una producción muy especial, y en esta ocasión, fue de la mano del fotógrafo BlanCorazon. 

Se contó con las preciosas flores y centros de mesa de Jardinmadrid . 

El vestido de la novia es de Lamaryé y el traje del novio, es de Pepa chaqué. 

Las joyas con las que se vistió la novia son de Iki Jewelry y los zapatos de Micuir. 

Las encargadas de conseguir hasta los detalles más mínimos, fueron las Weddingplaners de Doubtevents, el menaje es de Options. 

Y además, ¡Tuvimos el placer de contar con dos invitadas muy especiales!

@mjsuarez_collections y himbacollection.

El maquillaje y el peinado de la novia estuvo en manos de Cristina Lobato y @chun_sousa. 

Los maravillosos tocados que llevaba la novia, fueron hechos por @ldm_tocados. 

Muchas gracias a Sumilewp, @doubtevents y @vpeventplan por toda la organización realizada previa y durante esta sesión de fotos.

Fue una sesión de fotos espectacular y llena de amor.

¡Muchísimas gracias por confiar en nosotros y utilizar nuestra finca!

Si quieres más información acerca de nuestra finca, click aquí. 

Laura y Juan

Boda de juan y laura tirando confeti

Por la pandemia, Laura y Juan tuvieron que aplazar dos veces la fecha de la boda y luego por motivos personales, tuvieron que adelantarla. Si esto no es amor…  A pesar de todo, nunca perdieron la ilusión ni la sonrisa y finalmente pudieron celebrarlo el pasado 12 de marzo.

Laura llevaba un sencillo y femenino vestido de Jesús Peiró, zapatos de Flor de asoka y tocado de Anaida y el ramo de Ulilove. Juan,  siempre sonriente, con un elegante traje oscuro.

La ceremonia religiosa se celebró en la capilla en una preciosa y soleada mañana de marzo.

Durante la ceremonia, las miradas cómplices y demostraciones de cariño y emoción fueron constantes, como lo habían sido durante todo el largo proceso hasta el día de la boda, según nos comenta Eloísa su wedding planner.

A la salida de la capilla, les esperaban sus invitados y en las fotos se aprecia la alegría del momento.

La decoración con mucho cariño y detalle, la realizó su amiga Paula Arroyo.

A continuación el cocktail y el almuerzo, se celebraron en la Casa de las flores. Una de las comodidades de celebrar la ceremonia en la capilla es que se puede ir andando a la zona de cocktail y no se pierde ni un minuto de un día tan importante en traslados.

Muchísimas gracias a Laura y Juan por compartir con todos nosotros estas fotografías fabulosas realizadas por CrazyLoveShots.

Si quieres más información sobre La Quinta de Illescas, click aquí.

La «fabulosa» boda de Arantxa y Alberto

Novios saliendo de la capilla

Si hay una pareja a la que la pandemia ha puesto impedimentos para celebrar su boda, esa es Arantxa y Alberto.

Su fecha inicial era para marzo de 2020, y como es obvio, tuvieron que aplazarla y decidieron cambiar a octubre de 2020.  Como la pandemia no mejoraba, la aplazaron de nuevo a marzo de 2021, después mayo de 2021 y finalmente a julio de 2021.  Pero a pesar de todo, siempre mantuvieron la ilusión, la sonrisa y el deseo de casarse por encima de todo.

El día 3 de julio de 2021, la novia llegó a La Quinta de Illescas en un elegante coche y del brazo del padrino, entró en la capilla de Los Cuatro Evangelistas de La Quinta de Illescas.

En ella, ya esperaba Alberto con la elegante madrina que lucía un llamativo vestido rojo con mantilla.

Al ser una soleada mañana de julio, la ceremonia se celebró con las puertas abiertas, permitiendo que los invitados escucharan emocionados desde el exterior, aunque también había invitados en el interior de la capilla.

Las sonrisas y miradas cómplices fueron una constante, tanto durante la ceremonia religiosa, como durante la posterior sesión de fotos.

A la salida de la ceremonia, les esperaban sus invitados con el tradicional arroz (símbolo de prosperidad para el recién estrenado matrimonio) y en las fotos de Liven, se aprecia la alegría de la pareja.

salida-de-la-capilla-3-julio-2021-los-porches-de-la-quinta-de-illescas-liven-arantxa_alberto-1993.jpeg

Arantxa y Alberto aprovecharon que sus invitados estaban atendidos y disfrutando del cocktail, para hacerse una breve sesión de fotos, sacando mucho partido a los jardines de La Quinta de Illescas.

Cuando les preguntamos qué recordaban de ese día, sus respuestas nos hacen muy felices: «fabulosa, una pasada, insuperable,…» y como anécdota, nos recordaron que con tantos cambios de fecha, decidieron irse de viaje de novios a Maldivas en primavera de 2021 y llegaron justo 15 días antes de la boda.

Meses después nos han enviado sus fotos y nos han dejado compartirlas con vosotros, y además nos han dejado este testimonio con una sorpresa muy especial en él. Leer aquí.

Si quieres ser tan feliz como ellos el día de tu boda, click aquí y concierta cita con nosotras.

50 años de «La boda del año»

El 29 de enero de 1971 se daban el ‘sí quiero Julio Iglesias’ e Isabel Preysler en La Quinta de Illescas .

La revista La Tribuna de Toledo publica hoy la noticia del «Medio siglo de la boda del año«.

Muchos medios de comunicación se hicieron eco, de la que se denominó «la boda del año» y se decía que había tantos fotógrafos como asistentes.

Isabel Preysler ya destacaba por su elegancia y buen gusto al vestir, con un traje de novia de invierno, de cuello alto y fajín de raso, que a día de hoy sigue siendo muy vigente.

Uno de los motivos para celebrarla allí fue que es una finca para bodas con iglesia en su interior, lo cual ofrece una exclusividad única.

Muy adelantados a su época, celebraron una multitudinaria boda de invierno, tan de moda actualmente.

Recientemente, la revista Semana, también ha publicado un especial de la boda de Julio Iglesias e Isabel Preysler, que puedes ver aquí.

Si buscas una finca con iglesia cerca de Madrid, click aquí para concertar cita y venir a conocerla.

Y si quieres ver los vestidos de novia del clan Preysler, puedes verlos aquí.
Feliz día a todos.